Escrito por Eduardo M Romano el noviembre 16, 2010

Imaginarios y lógicas no sólo crean horizontes de expectativa

En principio , no sólo crean “horizontes de expectativas” como suele decirse; van mucho más lejos que eso y nos inmiscuyen, sin pedirnos permiso, en la producción de historias , tramas, intrigas, razones, argumentos, sentimientos, que creamos en forma continua al interaccionar con los demás.
En la medida en que toda subjetividad es social , siempre andamos involucrando a otras personas , familiares o anónimas , como personajes de nuestros asuntos y entramados personales.; al mismo tiempo esos otros se la pasan metiéndonos sin pedirnos autorización , en sus propias historias.
De este modo, en tanto individuos de una misma comunidad social ,estamos hechos de muchas voces y personajes. Entonces que no me vengan con que el Yo es esencia entera e indivisible. El yo es muchos, sólo a partir de esa diversidad logra trabajosamente constituirse en un ser singular, único e irrepetible .
El Yo no es sólo idea ni espejo. Tampoco es lenguaje y nada más que eso. Yo es diversidad de voces, personajes y sentimientos que están en polifonía. Algo así como un concierto plural.
Yo es muchos y a varias voces. De eso tratan mis lógicas.
 
 
 
Son esas pequeñas cosas
 Saber leer los detalles y las minucias de las superficies, es poder dar cuenta de las lógicas subjetivas que operan continuamente en nuestra vida cotidiana.
Las subjetividades que estudio, están hechas de pequeños indicios , cosas comunes que se dicen, se hacen y se sienten a diario. Pero se trata de fragmentos que no están aislados ni en estado de quietud. Si se los estudia con atención, uno cae en cuenta de que están atravesados por sentidos e intensidades que les imprimen un cierto ritmo de movimiento y de expresión.
Los detalles y los fragmentos de todo hecho de la subjetividad humana están en un movimiento que presenta diferentes planos. Se trata de una polifonía de voces, sentidos e intensidades yuxtapuestas y dinámicas. Tanto los fragmentos de sentido como las fuerzas emocionales que los atraviesan, responden a lógicas inacabadas, incompletas , que no forman ninguna totalidad cerrada en sí misma.
Cuando encaro el estudio de una subjetividad, me esfuerzo en particularizarla y trato de situarla en esa singularidad que le es propia. Una subjetividad es un devenir histórico social, dentro de una comunidad territorial , identificatoria y de habla.

0 Vistas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Comentario recientes

facebook

Twitter

WhatsApp

e-mail

Linkedin

Google+

Buffer

Digg

Reddit

StumbleUpon

Tumblr

Imprimir