Acerca del deseo

Escrito por Eduardo M Romano el 5 noviembre, 2013

Acerca del deseo.

Al Deseo no se lo puede controlar ni andar por ahí diciéndole
por dónde es oportuno que aparezca
y cuándo es mejor que se haga humo.
Tampoco se lo puede domesticar,
enseñándole buenos modales,
advirtiéndole que avise cuando llega,
que apunte al blanco más conveniente
y que salude antes de irse.
Conozco subjetividades en las que el Deseo es como si no estuviera.
Y otras en las que su presencia resulta abrumadora.
El Deseo es hermano del Enigma
y tiene por costumbre montar Escenas y animar Fantasmas.
Unas veces, claro y definido;
otras, una Sombra que perturba.
Asumirlo sin claudicar,
no es para nada sencillo.
Huir de él, tampoco.

61 Vistas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

facebook

Twitter

WhatsApp

e-mail

Linkedin

Google+

Buffer

Digg

Reddit

StumbleUpon

Tumblr

Imprimir