Autor del archivo

Huéspedes de ninguna parte.

Escrito por Eduardo M Romano el . Posteado en Para Leer, Textos & Letras

Persisten A pesar de los distintos escollos. Más allá de los rígidos impedimentos. Pasando por encima de las tibias complacencias. Persisten .Aunque no podamos darnos cuenta. Se escurren , incansables, yendo de uno a otro lado. Como esos huéspedes que no son bien recibidos en ninguna parte. Pero que igual insisten, Como si quisieran quebrar unas cómplices monotonías. Golpeando una y otra vez,cada puerta. Animados por un empuje que les viene vaya a saber uno de dónde. Como

Más tarde,más adelante.

Escrito por Eduardo M Romano el . Posteado en Para Leer, Textos & Letras

Siempre encontraba alguna razón y un motivo , para justificar, con un admirable lujo de detalles, por qué esto de ahora, tenía que llevarse a cabo más tarde, un poco más adelante. Entonces , comenzaban a desfilar los consabidos argumentos. Como si estuvieran perfectamente entrenados en el asunto de irse repitiendo , uno atrás del otro. No era el momento más oportuno. Las circunstancias no parecían propicias. La relación de fuerzas ,no resultaba favorable. Además, por si fuera

Las que hicieron nudos con el tiempo.

Escrito por Eduardo M Romano el . Posteado en Para Leer, Textos & Letras

A la lejanía, acostumbramos ,las más de las veces, colocarla en el medio. Como si la distancia fuera un asunto geométrico, entre el que se queda en el mismo lugar de siempre, y el otro que se ausenta. Sin embargo, Yo no veo nada de eso. Ni homogéneas reciprocidades ni equivalencias simétricas. Me refiero a las otras distancias. Esas que se estiran a su antojo. Las que cambian , según se mire, para un lado o para otro. Las que atenuaron la voz. Las que hicieron nudos con el

La ecuación perfecta.

Escrito por Eduardo M Romano el . Posteado en Para Leer, Textos & Letras

  La ecuación para ella ,saltaba a la vista. En poco tiempo, se había hecho una experta en los menesteres del autocontrol y las cuentas. Especialmente en todo lo que tuviera que ver con el menos y con la resta. Sabores, aromas y consistencias habían ido perdiendo toda importancia. Porque en primer lugar y antes que nada, para ella estaba el cálculo detallado y fursiosamente exacto. El espejo era testigo. Cada mañana. Aunque a decir verdad, para ella cualquier otro momento era

La propia imagen.

Escrito por Eduardo M Romano el . Posteado en Para Leer, Textos & Letras

Uno nunca llega a estar seguro que esa clase de imágenes (ésas que de tanto en tanto se nos remueven obstinadas, como si quisieran ser recuerdos)... ...corresponden o no a la exactitud concreta de los hechos. Porque mezclan cuerpos,miradas entrecortadas y murmullos. No se sabe hasta dónde se estira lo de uno y en qué lugar empieza lo de otro. Demasiados murmullos que se quedan en eso, porque no tienen la posibilidad de llegar a ser palabra. Eso sí,imágenes , aunque en fragmento, siempre

Qué debe correr bajo su nombre.

Escrito por Eduardo M Romano el . Posteado en Para Leer, Textos & Letras

Ningún otro mejor que él, podía dar cuenta de lo arduo, sinuoso y aún contradictorio, que había resultado el camino para arribar a ese lugar inédito. Extrañamente habitado por escenas y una polifonía de voces otras. A contrapelo del sentido común. Irreductible a esa clase de razón que hoy avanza acelerada. Actuando como si fuera ell ,la única. Empírica . Palpable. Una. Para dar cuenta de esto, eso otro y de todo lo que se le ponga por delante. Si fue una ardua y laboriosa

Para tanta promesa futura.

Escrito por Eduardo M Romano el . Posteado en Para Leer, Textos & Letras

Esa decepción, no sólo había dado lugar al dolor y a la incontenible frustración. También le había despertado muchos de sus temidos fantasmas. Primero, sólo se trató de las grandes reuniones. Es que comenzó a molestarle el gentío, las voces alborotadas y ese bullicio que no permite entender nada. A ella, me dijo, eso le pareció algo de lo más razonable. A eso le siguió cierta clase de vínculos que mantenía desde hacía ya tiempo, y que empezaron a resultarle, francamente

Cifrando propios enigmas.

Escrito por Eduardo M Romano el . Posteado en Para Leer, Textos & Letras

Existen recuerdos que no se desvanecen fácilmente. Sabemos que no son una reproducción exacta, ni la fiel presentación de ésta o aquélla otra vivencia, que supo por qué costado preciso llegar y quedarse dentro. Desprolijas. Ambiguas. Contradictorias. Jamás en línea recta. Pedazos sueltos , restos de asuntos que tal vez formaron parte de una historia. De la que ahora, somos incapaces de poder precisar, sus cómo, sus por qué o sus cuándo. Recuerdos sueltos. cerca de los

newspaper templates - theme rewards