Autor del archivo

Ese personaje tan temido.

Escrito por Eduardo M Romano el . Posteado en Para Leer, Textos & Letras

  Los temores comenzaban agitándosele por dentro, especialmente por las noches. Una especie de siniestra monotonía, seguida por las señales inequívocas, de ese personaje  tan malévolo y ominpotente, como temido. Entonces volaban por los aires el semblante sereno y la predisposicíón a tener un sueño tranquilo. Es más. Intrusiva e inmanejable,arremetía la angustia. De alli en adelante , sólo cabía una vigilia atenta con la sensación irremediable de estar expuesto y al

Acerca del chiste y el soñar.

Escrito por Eduardo M Romano el . Posteado en Para Leer, Textos & Letras

  Sentía una especial predilección por jugar con las palabras, para poder decir y dar rienda suelta a cosas que de otro modo, resultaría muy difícil decirlas. Es que así,desplazadas, condensadas o bien figurando lo contrario... disparatadas, absurdas , y a contrapelo de toda lógica, despertaban la carcajada y no el fastido ni el enojo. Pero créanme que no se trataba de un asunto sencillo. Se requería el manejo sutil de cierta técnica, que a decir verdad, pocos la tenían. Hacía

Empujes vertiginosos.

Escrito por Eduardo M Romano el . Posteado en Uncategorized

Soñar. Escenas resueltas en el empuje vertiginoso de sucederse unas a otras. Personajes inauditos, secuencias entreveradas en  discontinuidades absurdas Frases o palabras sueltas que se arremolinan sin lógica. Figuras que se imponen por su sola presencia. Frescas. Imdudables. Rabiosamente íntimas. O inquietas y extrañas. Vaivenes inauditos. Senderos que torsionan sólo para volver una y otra vez sobre sí mismos. Tiempos que están hechos sólo para decirse en los Presentes más

Una duda que se apropia e instala.

Escrito por Eduardo M Romano el . Posteado en Para Leer, Textos & Letras

Recuerdo que en esa ocasión, las quejas y los lamentos, estuvieron a la orden del día. Ya fuera por esta decisión desafortunada, ese encuentro en que las cosas resultaron todo lo contrario, o bien aquella otra opurtunidad, en la que esa vez sí, había estado tan , pero tan cerca, pero que vaya a saber uno por qué, todo se fue desinflando hasta volverse un estar anodino , que, como tantas otras veces, terminaba colocándola en una mezcla de inercia y vacilación contínuas. Quiero

La excepción.

Escrito por Eduardo M Romano el . Posteado en Para Leer, Textos & Letras

No lo decía abiertamente. Tampoco era plenamente consciente de ello. Pero afinando la mirada, tomando en cuenta este  fragmento, o aquella otra frase casual, dicha al pasar, como si careciera de importancia... ...así, en detalles pequeños,aparecían los indicios de su curioso modo de ser y semblante, que en más de una ocasión , se  hacía presente. Eran momentos en los que sentía que él estaba por encima del resto del mundo. ,..ya fuera por su manera de enfocar este asunto, que

Desprovisto de nombre, incapaz de sentido.

Escrito por Eduardo M Romano el . Posteado en Para Leer, Textos & Letras

Las cosas comenzaban de una manera casual, como ese discurrir que surge espontáneo, y uno no tiene más que dejarse llevar por sus diferentes derivas. Mientras una escena sigue a la otra, queda bien clarito, para todo el mundo, que todo lo que está sucediendo, transcurre ahí afuera. Pero de pronto, algo inesperado y ambiguo, toca algo íntimo y propio. Tal vez a causa de esta frase inesperada, o esa palabra esquiva  pronunciada a destiempo... ..o quizás aquél gesto inadvertido

Déjá vu.

Escrito por Eduardo M Romano el . Posteado en Para Leer, Textos & Letras

  La senciación le resultaba de lo más extraña. Porque esto que le tocaba en suerte vivir ahora, tenía un aire impregnado de reminiscencias. Como si algo remoto, venido de mucho antes, aprovechara la ocasión para arribar y a su modo, decir  presente. Entonces sentía que el tiempo de la certeza se dividía  , (en una forma por demás extraña), entre un ahora irreprochable y un pasado remoto, venido vaya uno a saber de dónde. "Entonces, era todo esto, al final, verdaderamente actual

Esa magia de hacerlo tropezar al tiempo.

Escrito por Eduardo M Romano el . Posteado en Para Leer, Textos & Letras

Eran momentos, en los que el goce enlazado a la sorpresa y a  la magia, eran capaces de absorberlo, pegándole  de lleno para empujarlo  a un vaivén irresistible. Entonces no cabía más que dejarse llevar, sin que importara dónde. Dejando atrás el umbral. Para no verse ya obligado a reconocer, el límite de ningún espacio y estar en condiciones de producir esa magia, de hacerlo tropezar al tiempo. Sentía, no cesaba de decirme, que ése , y no otro, era su modo de obrar. Tempestuoso.

newspaper templates - theme rewards