Cifrando propios enigmas.

Escrito por Eduardo M Romano el . Posteado en Para Leer, Textos & Letras

Existen recuerdos
que no se desvanecen fácilmente.
Sabemos que no son una reproducción exacta,
ni la fiel presentación
de ésta o aquélla otra vivencia,
que supo
por qué costado preciso llegar
y quedarse dentro.
Desprolijas. Ambiguas. Contradictorias.
Jamás en línea recta.
Pedazos sueltos ,
restos de asuntos que tal vez formaron
parte de una historia.
De la que ahora, somos incapaces
de poder precisar,
sus cómo, sus por qué o sus cuándo.
Recuerdos sueltos.
cerca de los cuales,
habitan otros.
Mínimos. Insignificantes.
Tanto, que más que recuerdos,
parecen huellas de preludios,
de algo que quiso ser,
y no pudo.
Unos y otros insisten.
Como si no cesaran de conjugar
asuntos íntimos
y cifrar enigmas propios.
“…Cuando preguntamos a nuestra memoria cuáles son las impresiones cuyos efectos han de perdurar hasta el término de nuestra vida,permanece mudo nos ofrece tan sólo un número relativamente pequeño de recuerdos aislados, de valor muy dudoso o con frecuencia …problemático.” (S. Freud.” Sobre los recuerdos encubridores “O.C.)

"Trackback" Enlace desde tu web.

Deja un comentario

newspaper templates - theme rewards