Desprovisto de nombre, incapaz de sentido.

Escrito por Eduardo M Romano el junio 3, 2018

Las cosas comenzaban de una manera casual,

como ese discurrir que surge espontáneo,

y uno no tiene más que dejarse llevar
por sus diferentes derivas.
Mientras una escena sigue a la otra,
queda bien clarito, para todo el mundo,
que todo lo que está sucediendo,
transcurre ahí afuera.
Pero de pronto, algo inesperado y ambiguo,
toca algo íntimo y propio.
Tal vez a causa de esta frase inesperada,
o esa palabra esquiva  pronunciada a destiempo…
..o quizás aquél gesto inadvertido ,
que echa por tierra todo lo otro..
Entonces sí. Nos inunda un torrente de sentimientos encontrados…,
…circunstancias que ni siquiera nos atrevemos a imaginar…el enfrentamiento
victorioso frente a ese personaje obsceno y poderoso
que se complace en menoscabarnos…sin olvidar esa clase de alivio,
que acostumbra venir desde lo más profundo.En parte genuino desahogo,
y en parte lícita revancha,
de tanto sentimiento desprovisto de nombre
e incapaz de sentido

…”El espectador vivencia demasiado poco…se siente como “un mísero deshecho a quien no puede pasarle nada”. Ha tiempo ahogó su orgullo, que situaba al yo en el centro del mundo…querría sentir, obrar y crearlo todo a su albedrío,en suma, ser un héroe. Y el autor-actor del drama se lo posibilitan, permitiéndole la identificación con un héroe .”

(S.Freud.” Personajes psicopáticos en el teatro”. O.C.)

0 Vistas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Comentario recientes

facebook

Twitter

WhatsApp

e-mail

Linkedin

Google+

Buffer

Digg

Reddit

StumbleUpon

Tumblr

Imprimir