El anónimo murmullo del mundo.

Escrito por Eduardo M Romano el 4 diciembre, 2022

Eran algo así como ráfagas,
en las que por un momento, me decía
sentía que le era posible abrir su sensibilidad
a lo impensado.
Ya fuera placentero o discordante,
ella tenía la certeza de que algo íntimo la empujaba
a un encuentro.
Pero no en general ni en abstracto
sino con esa clase de detalles que transcurren ajenos ,
imperturbables, y por fuerza, inaccesibles.
Entonces lo raro y excepcional comenzaba a perder
su extrañeza y consentían ,en parte,
a ser habitados por lo propio.
Agregaba que en esos estados fugaces,
en cierta forma tenía la impresión de transformarse
en un ser hecho de contrastes inciertos,
y ajenos a lo convencional.
De esa forma, muchos asuntos iban haciendose próximos
sin que ella se lo propusiera.
A su tiempo iban surgiendo intimidades , escenas y fantasmas.
Ahí estaban. En la frontera entre lo que se sabe propio y lo de afuera.
Sentia que le resultaba imperativo hacer algo con ellos.
Lo que fuera.
Decirlos a medias, intentar rescatarlos.
Repetirlos, parafrasearlos.
Reiventarlos.
Algo mínimo tal vez alcanzara
para cambiar la pasión obstinada y taciturna
y dejarse llevar por ese empuje
capaz de desmentir
el anónimo murmullo del mundo.

109 Vistas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

facebook

Twitter

WhatsApp

e-mail

Linkedin

Google+

Buffer

Digg

Reddit

StumbleUpon

Tumblr

Imprimir