El cruel repertorio de sus íntimos fantasmas.

Escrito por Eduardo M Romano el 26 junio, 2022

Lo adjudicaba a esa clase de cosas que suceden
todos los días.
Simples caprichos cotidianos, asuntos que pertenecen al azar,

tal vez , el destino.
Vaya uno a saber.
Lo cierto es que aún no sospechaba
que se trataba de la misma historia,
de fracaso y desengaño
a la que ya tantas veces ya le había visto de frente, la cara.
Por ese entonces no tenía forma de saber
acerca de su propia complicidad
en esos infortunios.
Aún ignoraba las formas sigilosas
con las que se le imponía, sin saberlo
la lógica doliente y entreverada de sus propios fantasmas .
La escena inconsciente se repetía.
A él le correspondían siempre el dolor,
la mala fortuna y el desespero.

Así transcurrían los días.
Atormentado por la certeza

de que en algún lugar lo estaban aguardando
Un riesgo puro.
Un peligro fatal.
Y él, irremediablemente solo.

Con esa clase de soledad

que se la sabe veloz e irreductible.

Como si anticipara

la infinita caída.


87 Vistas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

facebook

Twitter

WhatsApp

e-mail

Linkedin

Google+

Buffer

Digg

Reddit

StumbleUpon

Tumblr

Imprimir