El mimado de la fortuna.

Escrito por Eduardo M Romano el . Posteado en Para Leer, Textos & Letras

Aquel día , recuerdo,
me dijo como al pasar,
que para él era una especie de recreo
que se tomaba .
El modo que había encontrado para tomar
una distancia momentánea,
de su realidad esquiva
y cada vez más frustrante.
Eran instantes breves.
Y bien que lo sabía,porque lo suyo no era delirio
Nunca se había puesto a contarlos,
pero debían ser no más que unos pocos minutos,
en los que su mundo de adentro
parecía cambiar del todo.
Y se sentía otro.
Porque ese íntimo fantasear
era capaz de trasportarlo a otro mundo.
Lejos de los gris y anodino de siempre.
Algo cobraba decidida intensidad
y se sucedían escenas entrañables.
Una más linda que la otra.
Los caminos a explorar, se le antojaban infinitos.
Y eran absolutamente estériles e innecesarias
los planes estrictos, los recaudos timoratos y las metodologías binarias.
Créanme, que en esos momentos,
de tres deseos posibles,
nada ni nadie
lo obligaba a conformarse a lo sumo,
con uno.
Podía tenerlos a todos
al mismo tiempo,
y sin hacerle mal a nadie.
Ese fantaseo íntimo ,
que era imperioso mantener oculto para afuera,
lo predisponía internamente a la aventura
y , cosa muy extraña en él,
hasta le había tomado el gusto a lo imprevisible y a lo incierto.
“…Al establecerse el Principio de Realidad, una clase de pensar se escindió…Es el fantasear, que empieza con el juego de los niños y más tarde, proseguido como sueños diurnos…Por esa vía se convierte , en cierto modo…en el héroe, el rey, el creador, el mimado de la fortuna que querría ser.
(S.Freud ” Los Dos Principios del Acaecer Psíquico”. O.C.)

 

"Trackback" Enlace desde tu web.

Deja un comentario

newspaper templates - theme rewards