Esa magia de hacerlo tropezar al tiempo.

Escrito por Eduardo M Romano el mayo 6, 2018

Eran momentos, en los que el goce

enlazado a la sorpresa y a  la magia,
eran capaces de absorberlo,
pegándole  de lleno
para empujarlo  a un vaivén irresistible.
Entonces no cabía más que dejarse llevar,
sin que importara dónde.
Dejando atrás el umbral.
Para no verse ya obligado a reconocer, el límite de ningún espacio
y estar en condiciones de producir esa magia,
de hacerlo tropezar al tiempo.
Sentía, no cesaba de decirme,
que ése , y no otro,
era su modo de obrar.
Tempestuoso. Avasallante. Fugaz.
” Uno las admira, se siente subyugado por ellas, pero no sabe decir qué representan.”.
“..Sé que no puede tratarse de una captación meramente intelectual; es preciso que en nosotros se reproduzca la situación afectiva, la constelación psíquica que prestó al artista la fuerza pulsional para su creación.”(S .Freud. El Moisés de Miguel Angel ” O.C.).

 

0 Vistas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Comentario recientes

facebook

Twitter

WhatsApp

e-mail

Linkedin

Google+

Buffer

Digg

Reddit

StumbleUpon

Tumblr

Imprimir