Inconfundible.

Escrito por Eduardo M Romano el 22 diciembre, 2013

 

Entonces aquellos que la conocíamos,
no tardamos mucho  en darnos cuenta,
que ella ya no era la de antes.
Por más que pusiera todo su esfuerzo en demostrarnos
que no había pasado nada…que todo estaba bien….
…y que en último de los casos, sólo se trataba de algo pasajero.
Pero quienes  la conocíamos un poco más de cerca,
podíamos llegar a entender,
que algo demasiado fuerte,
de lo que no teníamos idea,
la estaba quebrando por adentro.
Entonces … ni siquiera la promesa
de una mañana abierta y vagabunda….
…o  de la dulce incertidumbre
que a veces acompaña a las horas perdidas…
…como tampoco el abuso inocente de alguna desmemoria ….
….Ni siquiera la promesa de un Crepúsculo interminable,
y desprovisto de medida…
….lograban tener la fuerza suficiente
para torcer el  rumbo
y arreglar eso que habia quedado tan maltrecho dentro de ella…
….Digo,como para que,
por lo menos, pudiera devolverle ese brillo
tan noble y tan de ella,
que nosotros a lo largo del tiempo,
habíamos aprendido
a buscar y a querer tanto
en su Mirada.

 

109 Vistas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

facebook

Twitter

WhatsApp

e-mail

Linkedin

Google+

Buffer

Digg

Reddit

StumbleUpon

Tumblr

Imprimir