La promesa cercana.

Escrito por Eduardo M Romano el 24 abril, 2021

La animaba la esperanza ,
siempre tan posible, tan cercana
de poder al fin arribar
a la más perfecta de las armonías .
Siempre la imaginaba a pleno.
Y en cada oportunidad que le fuera posible, la renovaba.
Era una promesa certera y segura.
Casi al alcance de la mano,
de tan cerquita que estaba.
De modo, que cuando llegara el momento,
absolutamente todo
iba a ser para mejor y distinto
al padecer y el desconsuelo
del ahora.
Ese que que de tanto visitarla,
ya casi que se le había hecho costumbre.
Pronto, todo iba a ser distinto.
Epílogos felices y absolutos..
Maravillas de las plenas.
Armonía inagotable,
y sin asomo de fisuras.
Podría decirse que en algo parecido a esto,
consistía dentro de ella,
un tiempo primero.
El que correspondía a sus ensueños diurnos..
Los que imaginaba con fina precisión y detalle,
como las más hábil de las artesanas.
Claro , que después, inexorable,
llegaba puntual
un tiempo segundo.
El de la decepción infaltable seguida del interno derrumbe.
La repetición nos fue dando una pista.
Aunque no lo pareciera,
los dos tiempos iban juntos desde un principio.
Es que por esa época,
en ella era imposible
uno sin el otro.
El tiempo de la venturosa promesa,
iba aferrado de la mano,
,inconsciente
y a manera de destino…
… a todo lo contrario.

200 Vistas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

facebook

Twitter

WhatsApp

e-mail

Linkedin

Google+

Buffer

Digg

Reddit

StumbleUpon

Tumblr

Imprimir