Las Historias Mínimas

Escrito por Eduardo M Romano el . Posteado en Para Leer, Uncategorized

Las historias mínimasLos fragmentos de historias que incluyo , son muchos en uno . Quiero decir que fueron vividos, inventados y narrados por muchas personas a las que conocí y por ninguna en particular. Como la condición humana, mezclan realidad y ficción , igual que los imaginarios y sus lógicas, porque están hechas de esa materia tan esquiva. Cada vez que leí un fragmento a alguien ,invariablemente me preguntó por qué estaba hablando de ella o de él. Yo me sonreía, porque, aunque no lo sabían, me estaban elogiando . Estas pequeñas historias que siguen expresan imaginarios y lógicas que nos pertenecen a todos y no son propiedad de ninguno. Está bien si acaso podemos identificarnos con algunas de ellas . No son historias clínicas “de verdad”. Son sólo polifonías en las que han intervenido muchas voces de personas que me sensibilizaron ,y “tocaron” mis emociones . Será por eso que también me hicieron pensar y que yo las aprendí a querer, valorar y respetar.
 
 
 
 

“Siento mucho miedo a la noche. Primero me duermo . Después me levanto entre las tres y las cinco de la mañana. Está todo oscuro a esa hora. Y yo escucho el rocío que pega en el techo de la casa .En ese momento, ni bien empiezo a escuchar los golpes de las gotitas, me entra el miedo y ahí abro los ojos. Cierro los ojos. Abro los ojos. Y cuando cierro de nuevo los ojos, me parece que la sombra que veo en la pared que está enfrente de mi cama, es la de alguien que quiere venir a matarme o que me quiere raptar. Entonces no puedo volver a dormir ni cerrar los ojos. Porque siento que en cualquier momento la sombra puede aparecer, y que viene por mí.

 
La sombra dos

La otra noche me desperté de nuevo y cuando cerré los ojos y los abría no sólo me pareció ver una sombra , también pude distinguir como una silueta más dibujada en los bordes, sobre la pared de enfrente de mi cama. Me entendés ? Ya no se trata de una sombra y nada más. Ahora es una silueta que se ve muy clarito en la pared .Todo me pasa a eso de las cinco de la mañana. A esa hora es cuando me agarra el miedo. Es
de alguien que está de perfil y yo me imagino que tiene una pistola. Yo transpiro, me agarran palpitaciones, empiezo a temblar y me dan ganas de hacer pis. Aguanto lo que puedo porque me da miedo levantarme para ir al baño. Entonces me aguanto , tratando de no hacer ningun ruido y espiando como de reojo, mientras me tapo todo con la frazada
El miedo es mas fuerte que yo y siento que me pisho encima.
Entonces junto fuerzas como puedo y pienso que tengo que salir rápido de la habitación. Trato de tranquilizarme, me digo a mi mismo que es sólo una idea de mi cabeza y nada más. Y me lo repito varias veces en voz baja Y respiro hondo , como me enseñaron….Una dos, tres, cuatro veces….. Pero no sirve para un carajo !
Enseguida todo se va al diablo!
Y mientras corro hacia la puerta , pienso que esa sombra me quiere matar a mí la muy hija de puta! Y entonces salgo disparando hasta la puerta de salida de mi casa, para estar preparado por si me alcanza.
 
 

 

La sombra

"Trackback" Enlace desde tu web.

Deja un comentario

newspaper templates - theme rewards