No había querido darse cuenta

Escrito por Eduardo M Romano el . Posteado en Para Leer, Textos & Letras


Él no se daba cuenta,
y entonces le seguía hablando
para que volvieran a encontrarse
lo más pronto posible..
porque, según el sentía…
todo iba para adelante
y a las mil maravillas
en lo que podía serle atribuido
al Deseo,
que él estaba seguro,
no podía ser más que mutuo, recíproco,
circular y dibujando un estimulante
ida y vuelta.
Entonces él no podía darse cuenta
de lo que estaba pasando.
Y le seguía hablando
para decirle unas cosas de lo más lindas
acerca del deseo encendido
y de las renovadas ganas
que tenía de verla ,
para retomar los besos y prenderlas de nuevo a las caricias.
Nada en directo ni cara a cara…
Eso había sido sólo una vez .Y el sentía que le había valido
por cientos. Porque ella le hizo temblar cada parte
de su cuerpo
y llegó a rozarle el alma.
Pero lo cierto es que ya hacía ya mucho que
entre ellos,era  todo por mensajes , de lo más interactivo
y bien mediaso…
…como ella se lo iba pidiendo…
..entonces él pensaba que era porque así
 resultaba  más romántico…
y no se andaban forzando las cosas, que estaba seguro,
 eran mutuas….
Yo no podría decirles con mucha certeza .
Pero me acuerdo que él me dijo
que todo pasó aquél día funesto
en el que ,la palabra de ella en los mensajes escritos,
le llegó del todo diferente.
Por lo fría, lejana y distante.
Con esa amable cortesía
con la que muchas veces
se viste
para no lastimar tanto,
lo que no es sino  indiferencia
y corte de rostro.
Esto se los cuento en una secuencia que
más o menos va siguiendo un orden.
Pero créanme que él lo vivió todo junto y
y hecho un lío…
No sé si se le apagó el deseo por ella.
Pero ya no pudo seguirle hablando,
desde el momento preciso
en el que se dio cuenta,
que de un lado solo,
que vendría a ser el suyo,
 habían estado siempre la pasíon , las ganas y el empuje..
Incluso eso que él había sentido hasta los huesos
como encuentro furioso de los Deseos y los Cuerpos….sentir, lo había sentido
el solito y solo.
…Entonces se vio a sí mismo  tan fuera de lugar ,desubicado… y hasta  ridículo…Porque no era cuestión de culparla . Ella era una persona íntegra, de lo más bondadosa y genuina. Sólo que él no le movía nada en lo que hace al Deseo. De modo que él Estaba enojado con él mismo…
y le dolía mucho
haberse dado cuenta recién ahora, y a destiempo…
que eso que pensaba como obvia
danza seductora, que requería su tiempo…
 .no era sino cortés  toma de distancia
y cariñoso cuidado,que venían de ella..
cosa de  no lastimarlo demasiado,
ni  herirlo más de la cuenta.

 

"Trackback" Enlace desde tu web.

Deja un comentario

newspaper templates - theme rewards