Nuestras inesperadas topologías.

Escrito por Eduardo M Romano el 23 diciembre, 2013

 

Esto que en su momento pudo ser vivido anodino,

o incluso

intrascendente en lo que hace a su consistencia,

y hasta sin color ni gusto definidos…

…puede  que con el correr del tiempo,

se vaya anudando

a tantas otras cosas , asuntos,

y  circunstancias

que nos toque en suerte vivirlas ….

o bien que esas cosas que

en un primer momento

no las supimos , no pudimos verlas…

o no estaban disponibles para nosotros.

Quiero decir, que entonces de algún modo,

algo dentro nuestro

, ligado a la captación

de cómo, cuándo y en qué

formas se nos van manifestando las cosas…

cambia…deja de ser lo mismo que de costumbre…

…. de modo que,

(seamos o no conscientes de ello),

nos encontramos ya metidos

y hablando sobre

hechos y asuntos muy diferentes a aquellos del inicio.

Aunque , claro, tienen bastante parentesco….

…Pero les aseguro

que no le habríamos creído nada si alguien,

nos hubiera dicho en aquellos momentos

,que eso que parecía desierto, iba a llegar a ser llanura…

o eso otro que se nos presentaba

tan lleno de indiferencia y tan magro…

…no sólo iba a poblarse de topologías inesperadas,

sino que incluso

aquellas palabras que tenían cara

de haber sido proferidas sin” ton ni son”,

…nada más que por gusto,

y que no  parecían para nada tener una meta ni algún objetivo preciso…

…tal como le pasa  a esa clase de enunciados,

que en ocasiones escuchamos

o los decimos para nosotros mismos

casi por compromiso y para evitar discordias…

bueno…me refiero a que con el paso del tiempo

y de otros asuntos que suelen suceder adentro nuestro,

la mayor parte de las veces,

sin que nos demos cuenta…

…créanme que pueden ser capaces de

sorprendernos del todo…

….porque… quién hubiera dicho

que iban a pasar a formar parte

de esas geografías que suelen hacérsenos visibles

nada más que de vez en cuando… porque son de esa clase que se rige de acuerdo a sus propias intermitencias…

Unas que son tan difíciles y renuentes a ser puestas en palabras

y para  ser dichas…

…y que sin embargo son  del todo capaces,

(eso se los aseguro),

de encendernos,

aunque sea por un rato…

…nuestras más entrañables e irrepetibles poéticas…

…que no están hechas para ser publicadas,

sino para recorrernos y atravesarnos por adentro,

a medida que describen

sus singulares idas

y sus más que curiosas vueltas.

279 Vistas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

facebook

Twitter

WhatsApp

e-mail

Linkedin

Google+

Buffer

Digg

Reddit

StumbleUpon

Tumblr

Imprimir