La condicion humana. Logicas subjetivas

Este blog aborda la condición humana contemporánea a partir de sus expresiones cotidianas, desde el enfoque de la complejidad. El hombre de la razón es también el del juego y el imaginario. Las lógicas subjetivas son producciones que nos pertenecen a todos por igual. Desde hace tres años el blog es leído en diversos países de América Latina, Europa Occidental, del Este, Estados Unidos y Asia, en donde ha adquirido y sostiene una importante difusión.

Escasa de maquillaje.

Escrito por Eduardo M Romano el . Posteado en Para Leer, Textos & Letras

Solo de tanto en tanto, que a decir verdad, eran las menos, era capaz de tomar cierta distancia que le daba algo parecido a una perspectiva. Capaz de atenuar , por un rato, A esa Nada. Real e imperturbable.. Que la dejaba con la piel a la intemperie. Y cada vez mas expuesta. Claro que esa atenuacion, perspectiva y distancia no venian de la nada. Sino ligadas a ciertos trabajosos anudamientos de inquietudes,goces y esperas... ...que incluian sus bordes, fronteras, huidas

La apuesta propia.

Escrito por Eduardo M Romano el . Posteado en Para Leer, Textos & Letras

Vistas las cosas desde el ángulo peculiar de esa neurosis, podría decirse que todo marchaba como era debido. Es decir, lleno de dudas, inhibiciones,postergaciones y tormentos. A los que había que añadir los preámbulos interminables y las inefables premisas, con destino seguro de laberinto. Que ponían en marcha un supuesto pensar, que mirado de cerca, estaba en su mayor parte, hecho de desmesura, deslices y agobios. Hábiles en eso de hacerle dar vueltas

Volver a lo mismo.

Escrito por Eduardo M Romano el . Posteado en Para Leer, Textos & Letras

No conocía otra cosa. Quiero decir, pensaba y sentía que esa forma de vivir era la única y la más natural del mundo. De modo que en los presentes cotidianos, cada una de sus formas de andar,desenvolverse, responder ,darse por aludido, sensibilizarse, empezar, continuar o dar por concluído... ...parecían responder a un ingenioso mecanismo inconsciente que mezclaba en distintas proporciones, angustia, deleite y padecimiento. Derechito nomás y sin vueltas. Como

Algo escaso de maquillaje.

Escrito por Eduardo M Romano el . Posteado en Para Leer, Textos & Letras

Sólo a veces, que a decir verdad, resultaban ser las menos, podía tomar cierta clase de perspectiva y adquirir un semblante capaz de atenuar,por un rato, a esa Nada que la dejaba cada vez más expuesta. Cada vez más a la intemperie y en riesgo. Pero lo que se dice la perspectiva, la mirada, la atenuación y el semblante, no los encontraba por ninguna parte. Entonces la Angustia, (que siempre había estado oculta detrás de la escena), aparecía inapelable,escasa

Un tumulto de deslices y entreveros.

Escrito por Eduardo M Romano el . Posteado en Para Leer, Textos & Letras

En aquellos inicios, las pocas escenas que le era permitido evocar, por la fuerza de aquel mandato que la dominaba por dentro, aparecían en completo desorden. Fuera de toda lógica coherente, y en apariencia, extrañadas de sentido. Terminaban conformando un remolino que daba vueltas  y giraba sobre sí mismo. En ellas había ciertos personajes que se confabulaban en repetirse. Como si una fuerza inmanejable, las empujara a replicarse en interminables idas y

Remolinos de angustia.

Escrito por Eduardo M Romano el . Posteado en Para Leer, Textos & Letras

Decía que no era mucho lo que se le ocurría para decirme. Sólo unos fragmentos de escenas rígidas y estrictas. Que tenían en común, la amenaza, el mandato y la urgencia. Y que se le aparecían en forma caprichosa, sin respetar lugares, secuencias  ni cortesías. Ella se daba perfecta cuenta, de que esos mandatos venidos  de adentro, no tenían, ni por asomo, fundamento, explicación ni coherencia ninguna. Surgían como de la nada, (como si anduvieran siempre

Un mentís pasajero.

Escrito por Eduardo M Romano el . Posteado en Para Leer, Textos & Letras

Decía que se las había ingeniado, para que no fuera novedad , para él ni para nadie, el hecho de que su vida circulara, la mayor parte del tiempo, por andariveles y mesetas de lo más predecibles. Como si estuvieran formando  hileras bien prolijas, unas delante de la otras. Tanto, que daban ganas de felicitarlo, por el mérito de  todos esos equilibrios,  razones lógicas y argumentos aburridamente  oportunos que nunca olvidaba llevar consigo. Sin embargo,

La tempestad.

Escrito por Eduardo M Romano el . Posteado en Para Leer, Textos & Letras

Están ancladas en lo Inconsciente y no saben nada acerca de fechas convenientes,buenos modales, cortesías ni de horas oportunas. Algunas de estas memorias son leves. Van y vienen dentro nuestro y casi como que no parecen dejar rastro. Casi siempre se disfrazan de anodinas y antes de irse , se ocupan de borrar sus rastros. Pero existen en cada uno de nosotros, otra clase de memorias. Son las que manejan como pocos el arte de la tempestad, la pasión y la furia. Estas

newspaper templates - theme rewards