La condicion humana. Logicas subjetivas

Este blog aborda la condición humana contemporánea a partir de sus expresiones cotidianas, desde el enfoque de la complejidad. El hombre de la razón es también el del juego y el imaginario. Las lógicas subjetivas son producciones que nos pertenecen a todos por igual. Desde hace tres años el blog es leído en diversos países de América Latina, Europa Occidental, del Este, Estados Unidos y Asia, en donde ha adquirido y sostiene una importante difusión.

Unas invisibles partes nuestras.

Escrito por Eduardo M Romano el . Posteado en Para Leer, Textos & Letras

Las escenas que nos habitan en lo Inconsciente, no son como un libro abierto cuyas paginas se pueden retomar, en donde ante las habiamos dejado. No cesan de escurrirse de un lado para otro, permanenciendo insabidas y diciendose segun sus modos. No reconocen pausas ni miramientos en eso de sorprender,conmover, desatar la inquietud o mover la esperanza. Augurar la buena aventura o el tormento insoportable, en los momentos ocasionales y casi siempre menos oportunos. Muchas veces cuando

Una multitud de Deseos y Fantasmas.

Escrito por Eduardo M Romano el . Posteado en Para Leer, Textos & Letras

  Nuestras subjetividades no son esencias estáticas, ancladas exculsivamente en percepciones, referentes empíricos y contextos, que se explican a sí mismos y terminan resultando igualitos para todo el mundo. No son cosas inmóviles, aguardando el momento de ser descubiertas, cuando a alguno se le ocurra. Es que la pulsión, el deseo inconsciente y sus fantasmas, vaya si también hacen lo suyo. Que no es poco. Nos habitan en una multitud de personajes,voces , escenas,y goces

Así como los dientes de leche caen.

Escrito por Eduardo M Romano el . Posteado en Para Leer, Textos & Letras

  Persistía. Y desde una edad muy temprana lo venía haciendo. No tenía para nada en claro los detallles de las causas ni los muchos pormenores que deberían tener los motivos. Pero sentía con fuerza que algo no dejaba de empujarlo y sostenerlo en ese afán y empecinamiento. Como si una voz, (salida vaya uno a saber de dónde) , le dijera que el tiempo apremiaba y que no había lugar para la claudicacion ni la excusa. Presentía que era mucho, aún más

Nada de ecos propios.

Escrito por Eduardo M Romano el . Posteado en Para Leer, Textos & Letras

Estaba convencida de que lo suyo, debía ser un problema orgánico,que aún no le habían descubierto. Por más que todos los estudios dijeran lo contrario. De modo que se la pasaba yendo de un lado al otro, en busca de ese diagnóstico preciso que se adaptara a su premisa. Uno conciso, tabulado y correcto. Que no perdiera el tiempo ahondando en fantasías íntimas, ecos propios ni sentidos esquivos que se conjugaran con otros. No se cansaba de repetir que el contenido de cada palabra, era

Juego de palabras.

Escrito por Eduardo M Romano el . Posteado en Para Leer, Textos & Letras

  Tenía el don de poner en palabras cosas que los otros pensaban pero se cuidaban mucho en decirlas. Por aprehensión o cierto temor a despertar el rechazo y la desaprobación de los demás Pero sabía como pocos, en qué forma  y cuándo decirlas, usando unos modos sutiles, para provocar , deslices, contrasentidos o absurdos, simplemente, jugando con el sonido de las palabras. Tenía la habilidad necearia, para darle una forma chistosa a ciertos asuntos que parecen hechos para

El sueño y el chiste .

Escrito por Eduardo M Romano el . Posteado en Para Leer, Textos & Letras

  Al escuchar un dicho chistoso, el sentido común, en general lo explica haciendo referencia al ingenio puesto en juego. la sorpresa, la brevedad ,los ingeniosos malabarismos con las palabras y los afectos puestos en juego, y el encuentro final de un sentido , en aquello que parecía no tenerlo. Todos conocemos esa clase de chistes que son capaces de transmitir una multitud de pensamientos, apelando a un notable ahorro de palabra. Al respecto, existe un punto, escribe Freud, en

Ciertos pretextos para la angustia.

Escrito por Eduardo M Romano el . Posteado en Para Leer, Textos & Letras

Tenía la sensación de que su participación en aquellas escenas, era , al comienzo, casi contemplativa. Porque estaban hechas de asuntos disímiles que iban y venían a su antojo, de un lado para otro. Como si respondieran a unos motivos llenos de enigmas y a propósitos que apenas si uno podía entreverlos. Estaban dichos a medias, y se imponían como para ser escuchados en la urgencia misma de los bordes, y en esos intervalos minúsculos, tan parecidos a

Ya no catarsis.

Escrito por Eduardo M Romano el . Posteado en Para Leer, Textos & Letras

  Al contar con la palabra, todo fue cambiando. Porque era posible referirse a lo mismo, pero de muy distintos modos. Agregando estos matices,añadiendo esos acentos, y poniendo más al descubierto los deslices,loa despropósitos,las contradicciones y las fuerzas, que de un modo exclusivamente conciente (por esos tiempos que corrían) podría suponerse que estaban en pugna. Es que distintos sentidos, y un efecto de verdad, tan certero como esquivo, andaban rondando para escribir, según

newspaper templates - theme rewards