Recuerdos, por ninguna parte.

Escrito por Eduardo M Romano el . Posteado en Para Leer, Textos & Letras

Por más que se lo propusiera
decía que nada más le venía a la mente,
acerca de lo que me estaba contando.
Se daba cuenta que debía haber mucho más
que esos fragmentos.
Intensos. Vivaces.
Pero breves. Flacos, casi escuálidos.
El caso es que no podía decir más que lo que ya había dicho.
Por más esfuerzo que le pusiera al asunto,
no tanto por mí,
(no perdía oportunidad de aclarármelo),
sino por ella misma.
Es decir, por la sensación de que estaba dejando huérfanas
y a midad de camino,
demasiadas cosas pendientes,
que tal vez escondieran algo importante
Sólo era una sensación.
No tenía forma de saberlo.
El asunto es que , lo que se dice más detalles y recuerdos,
no le aparecían por ninguna parte.
De modo, que a partir de ese punto al que habíamos llegado,
no había nada más que molestia , incomidad y embarazoso silencio.
Con cierto aire de reproche,por remover algunos asuntos.
Que aunque no estuviera dicho,
uno podía percibirlo lo más bien en el ambiente.
…”Uno espera que sus comunicaciones afluyan en torrente, pero (el paciente)experimenta al principio que no sabe decir palabra. Calla y afirma que no se le ocurre nada…tenenos que estar preparados para que se entregue a la compulsión a repetir,que sustituye ahora al impulso a recordar…” (S.Freud. “Recordar, repetir, elaborar” O.C.)

 

"Trackback" Enlace desde tu web.

Deja un comentario

newspaper templates - theme rewards