Secretos recaudos.

Escrito por Eduardo M Romano el . Posteado en Para Leer, Textos & Letras

 

Esas ideas no le interesaban en absoluto.
Sin embargo, le resultaba imposible
dejar de pensarlas.
Decía que era algo más fuerte que él
y su voluntad juntas.
Se le imponían para rondarle
una y otra vez por la cabeza,
tal y como les viniera en gana.
De modo que si resultaban o no atractivas
y de su interés,
era justamente ,lo que menos importaba.
A esto era preciso sumarle
esos fuertes impulsos
de los que sólo podía decir que lo atormentaban.
Sin que pudiera atinar a decir por qué, cómo, cuándo
ni desde dónde.
Entonces era el turno de los interminables recaudos,
acciones preventivas y supuestas prevenciones.
Como para calmar algo anónimo
que no tenía nombre ni rostro.
Además estaban esa otra clase de acciones
que debía realizar en un orden consabido y mecánico.
Ésas sí que sentía en lo más profundo
que estaba obligado a ejecutarlas.
Porque no había escapatoria ni excusas que valgan.
No hace falta decir,
que no le deparaban placer ni la menor alegría.
Pero ni se le pasaba por la cabeza
la tentación de incumplirlas
o contrariarlas.
Porque en ese caso,
al peligro y al castigo,los veía venir juntos.
Implacables, seguros de sí mismos y llenos de furia.
…” son el disparador de una esforzada actividad de pensamiento
que deja exhausto al enfermo, y a la que se entrega
de muy mala gana..” los impulsos que siente…tienen el más espantable contenido..

..”.huye de ellos horrorizado y se protege de ejecutarlos,

mediante prohibiciones,renuncias y restricciones de su libertad..”
(S.Freud, ” Conferencias de Introducción al Psicoanálisis”.O.C.)

"Trackback" Enlace desde tu web.

Deja un comentario

newspaper templates - theme rewards