Sus cien formas y veinte rostros.

Escrito por Eduardo M Romano el 17 febrero, 2020

Soberanas y sutiles, insisten.
No cesan de expresar sus sortilegios y sus magias,
a lo largo de toda nuestra existencia.
Siempre a su modo
y respetando sus propias formas.
Nada más errado
que pensarlas como si fueran un libro abierto,
ordenado por la cronología y la importancia.
Más bien esas imágenes conviven en tumulto.
Insabidas.
Amontondas una encima de la otra.
Inconscientes para siempre.Deslumbrantes e imperativas.
Dominan como pocos el oficio del simulacro
y el arte de no mostrarse nunca a la intemperie,
sino disfrazadas de alguna otra cosa cualquiera.
Eso depende de cada quien
y de lo que le haya tocado en suerte,
para bien o para mal,
sobrellevar con los otros.
De los encuentros fortuitos.
De las lealtades y las traiciones.
De todo eso que se sigue repitiendo
sin saberlo.
Se dejan ver y se ocultan ,
de cien modos distintos
y bajo la forma de veinte rostros.
Dibujan gestos y surcos en los cuerpos.
Dan brillo o ensombrecen las miradas.
Modulan nuestras formas de movernos.
Se entrometen en el vocabulario
e influyen en los tonos y en los modos
con los que decimos las cosas.
Con el tiempo,me he dado cuenta que también
mucho tienen que ver
con eso que nos atrae…
..y sin que podamos explicar el por qué,
en aquello otro
que nos repugna.

1001 Vistas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

facebook

Twitter

WhatsApp

e-mail

Linkedin

Google+

Buffer

Digg

Reddit

StumbleUpon

Tumblr

Imprimir