Una duda que se apropia e instala.

Escrito por Eduardo M Romano el 24 junio, 2018

Recuerdo que en esa ocasión,
las quejas y los lamentos,
estuvieron a la orden del día.
Ya fuera por esta decisión desafortunada,
ese encuentro en que las cosas
resultaron todo lo contrario,
o bien aquella otra opurtunidad,
en la que esa vez sí,
había estado tan , pero tan cerca,
pero que vaya a saber uno por qué,
todo se fue desinflando
hasta volverse un estar anodino ,
que, como tantas otras veces,
terminaba colocándola en una mezcla
de inercia y vacilación contínuas.
Quiero decir, que entonces llegaba el turno de la duda.
Insistente. Laberíntica. Tortuosa.
No una duda cualquiera.
Una que librada a su suerte,la dominaba a su antojo.
Instalando escenarios ridículos.
Presagios sin fundamento.
Obligándola a tomar precauciones que sabía que eran absurdas,
y ajenas a toda lógica.
«…En la neurosis obsesiva…el enfermo sólo puede hacer una cosa : desplazar, permutar,poner en lugar de una idea estúpida,otra de algún modo debilitada.Avanzar desde una precaución o prohibición hasta otra…todo desemboca en una creciente indecisión,en una falta cada vez mayor de energía, en una restricción de la libertad..» (S:Freud. «Conferencias de Introducción al Psicoanálisis».O.C.)

 

 

53 Vistas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

facebook

Twitter

WhatsApp

e-mail

Linkedin

Google+

Buffer

Digg

Reddit

StumbleUpon

Tumblr

Imprimir