Una nada y sus abismos.

Escrito por Eduardo M Romano el 11 noviembre, 2021

Angustia en espera de algo por venir.

Como el acecho de cierta cosa ajena
a la mirada

y desprovista

de nombre.
Espera interminable en la que el tiempo
se estira gris y transcurre lento.
Demasiado lento.
Tanto como para ser la ocasión de agonías
en las que no es posible distinguir

algo que viene de afuera

de eso otro más inquietante, que empuja desde adentro.
Entonces afloran pensamientos que sacuden de miedo.
Se montan escenarios y se agitan fantasmas

que callan, hablan, insinúan, azotan o murmuran.
A partir de allí,

sólo es cuestión de tiempo

para que se acumule el asedio
Y el pánico haga lo suyo.

Anónimo desamparo.

Próximo e inevitable derrumbe.

Prólogo apresurado del encuentro
con la Nada y sus abismos.
Sin mirada que atenúe,
ni manos
que sostengan.

115 Vistas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

facebook

Twitter

WhatsApp

e-mail

Linkedin

Google+

Buffer

Digg

Reddit

StumbleUpon

Tumblr

Imprimir