Ya no estaba adonde se suponía

Escrito por Eduardo M Romano el . Posteado en Para Leer, Textos & Letras

Las cosas parecian andar a las mil maravillas,

por los andariveles de lo consabido y de lo Mismo.

Me refiero a esa clase de carriles

que cada vez que agregan por un lado,

quitan

por el otro.

Como para que , en el fondo,

nada cambie  adentro de uno.

Hasta que en algún momento,

(no me pregunten por qué , cuándo ni cómo )

sobrevino ese encuentro repentino.

Mitad venido de afuera

y la otra desde adentro.

No duró más que  un instante. Pero en su caso,

resultó más que suficiente

para eclipsar ciertos nudos

e ilusiones,

que siempre las había dado

por certezas seguras.

Nudos e ilusiones

cuya función no era otra que la de dar vueltas

y más vueltas sobre ellos mismos,

para darle la razón

a  la inercia.

El asunto, es que mas o menos ,

a partir de ese momento,

muchos reaseguros

que hasta ahí lo tranquilizaban de lo lindo,

empezaron a llegar tarde a la cita.

Mientras  que a otros,

se les dio por hacerse los distraídos,

torciendo la vista para otro lado…

…aunque sabían que algo estaba pasando.

No vayan a pensar que se trataba de una cosa estruendosa ni rimbombante.

Porque casi que ni llamaba la atención.

Como suele pasar con lo importante.

Salvo por ese detalle sutil e inadvertido…

.. ese desliz fuera de tiempo….

…o esa palabra inoportuna

que lo dejó pagando,

cuando precisamente,

su intención era decir todo lo contrario.

Es que algo venido de lo Inconsciente,

estaba haciendo su retorno.

Cifrando una Verdad…según sus formas y sus modos.

Que es como decir,

dejando de estar adonde se suponía….

y abandonando  la Escena

justito,

un rato antes.

 

 

 

 

 

 

 

eso que no cambia

"Trackback" Enlace desde tu web.

Deja un comentario

newspaper templates - theme rewards