Dos ocurrencias lejanas en el tiempo.

Escrito por Eduardo M Romano el 23 octubre, 2022

Lo describía como algo fugaz y puntual,
pero suficientemente intenso
como para hacerle sentir
que una sensación del ahora , por un momento,
coincidía con un antes.
De modo que algo dentro de él
se remontaba caprichosamente en el tiempo.
Los escenarios no tenían por qué ser conicidentes.
De hecho, en la mayor parte de las ocasiones,
nada tenían en común,
excepto un gesto, un aroma, la silueta de algún objeto,
o bien una palabra
dicha con el tono justo en el momento preciso.
Entonces la abrumaba la certeza
de estar sumergido dentro de algo íntimo
que le concernía y se estaba repitiendo.
Dos ocurrencias, lejanas en el tiempo, coincidían.
Poco importaban los contextos.
Sólo sabía que el sentimiento, la idea y la convicción
con ciertas ligeras diferencias,
se repetían.
Una misma Cosa, retornaba, igual
pero por algún detalle sustraído o interpuesto,
distinta.
Más fresca, renovada, fortalecida y distinta.
Su destino en general

no era otro

que el de un anonadado titubeo

seguido de un vacilante silencio.

83 Vistas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

facebook

Twitter

WhatsApp

e-mail

Linkedin

Google+

Buffer

Digg

Reddit

StumbleUpon

Tumblr

Imprimir