Lo singular de cada rostro.

Escrito por Eduardo M Romano el 7 agosto, 2022

Desde hacía tiempo, estaba empecinado
en develar el enigma que se le planteaba
en cada ocasión en que algún rostro se le cruzaba,
ofreciéndose a su mirada.
Admiraba la singularidad de cada rostro.
Sus planos más firmes y sus costados más indefinidos y oscuros.
Las muecas involuntarias que acompañan eso que dicen las palabras,
dándoles anclaje y redundancia.
En ocasiones, me decía,los rostros guardan lealtad a las palabras proferidas.
Pero otras veces , y no son pocas, las contradicen y las niegan.
Hay rostros que dudan y esperan tanto,
que pierden su oportunidad de dar a entender algo.
Una subjetividad sería impensable sin rostro,
de tan transparente y tan neutra.
Existen rostros que sin llegar a contradecir,
acompañan, pero agregando lo suyo.
También están los que dicen lo mismo , pero de otro modo.
Los que se nota de lejos que engañan y ocultan.
Sin olvidar los obedientes ,que reflejan sin vueltas
lo consabido por todo el mundo.
Pero también están las palabras y los rostros
que no claudican
y sorprenden animándose al encuentro
con lo diferente y lo incierto.
Como si quisieran darle vida

a algo que aún no fue pensado,

dado a entender, murmurado ni dicho.

99 Vistas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

facebook

Twitter

WhatsApp

e-mail

Linkedin

Google+

Buffer

Digg

Reddit

StumbleUpon

Tumblr

Imprimir